¿Cómo perder el miedo al medio?


Sí, aunque parezca imposible podemos vivir de manera tranquila y confiada.


Sí, ya sé que no queda bien decir esto y menos ahora covid mediante.


Sí podemos y, no sólo podemos hacerlo, sino que debemos hacerlo y nuestra salud nos lo agradecerá y nuestros familiares y nuestros amigos, también.


Los datos nos dicen que el 90% de nuestras preocupaciones nunca llegan a suceder. Lo que significa que el 90% de nuestros “desvelos” no tienen sentido.


Y, ¿por qué nos pasa esto?


Porque creemos que todos los pensamientos que tenemos, esas ocurrencias que nuestro cerebro nos suelta y nos repite una y otra vez, son verdad. O, como mínimo, pensamos que no podemos hacer nada para evitarlo: “yo pienso así = yo soy así”.


Y, claro ¡aquí empieza nuestro drama! Si no sé que esto se puede cambiar, pues ni siquiera me planteo hacerlo.


Pero, lo cierto es que sí podemos intervenir en nuestra de forma de pensar: sí podemos decidir qué pensamientos nos creemos, que pensamientos queremos que sean nuestra verdad.


Y, aunque no sea más que por una cuestión práctica, nos interesa cambiar aquellos que nos producen un sufrimiento evitable.


Y esto ¿cómo se hace?

El primer paso ya lo has dado y es el de ser consciente de que puedes hacerlo.


El segundo paso es querer hacerlo. Una vez decides que sí quieres cambiar tu manera de pensar, el trabajo es fácil: observa cuales son tus pensamientos y diferencia entre los que te aportan y te hacen crecer de los que te paralizan y te restan como persona. Estos últimos no te son útiles, una vez que eres consciente de ellos dite a ti misma/o que no los quieres en tu vida y pon el foco/lleva tu atención a los que sí te son útiles.


El tercer paso es ser muy amable, comprensivo y cariñoso contigo mientras te observas y te trabajas tu forma de pensar.


Como has visto, es fácil, lo que se requiere es voluntad y perseverancia.


También, yo estaría encantada en acompañarte en este viaje.


PD


Te invito a ver este enlace https://youtu.be/6k_TBU7uDwA ,

te invito a conocerte cada día un poco más