¿Confías o desconfías?

Hoy me he planteado qué significa la palabra confianza y quiero compartir contigo mis reflexiones.


Confiar es un verbo que yo uso mucho y que me gusta más: vivir de manera confiada (confiando), confiar en las personas con las que me relaciono y ¡cómo no! confiar en mí y en la vida.


La confianza es pues un sentimiento de seguridad con nosotros mismos y con los demás; nos aporta tranquilidad interna y nos permite tener una buena predisposición para afrontar nuestra vida de manera constructiva y enriquecedora.


Podríamos decir que la confianza cumple una doble función: nos abre al mundo (al nuestro propio y al de los demás) y nos permite ampliar nuestra visión del mismo (conocernos cada vez mejor a nosotros mismos, a los demás y a la vida).


Una manera de saber si vivimos nuestra vida con confianza es hacernos la pregunta inversa

¿Cómo podemos ver el grado de desconfianza con el que vivimos nuestra vida?


Esta desconfianza se muestra, claramente, en el miedo que tenemos de vivir y de relacionarnos con lo desconocido. Si te apetece saberlo responde a estas preguntas ¿qué tal llevas los cambios? ¿te gusta descubrir cosas nuevas? ¿qué tal te sienta el paso de los años? ¿más vale malo conocido que bueno por conocer: trabajo, relaciones, aficiones, …?


La confianza, es aventurarse a vivir lo desconocido con la más firme convicción de que todo aquello que sucede es lo que me conviene, incluso aunque de primeras me parezca algo totalmente contrario a mis expectativas (esto es confiar en la vida) y sabiendo que cada uno de nosotros tenemos las capacidades, habilidades, recursos,... necesarios para aprender, ser y hacer aquello que consideremos adecuado a nosotros (esto es confiar en mí).


¡¡¡Podemos aprender a confiar!!!

Espero que esta mini reflexión, te haya resultado inspiradora.

Me encantaría leer tus comentarios.


Un beso


¡Todo empieza hoy, todo empieza en ti!


Te acompaño




¡Oh mundo, todo cuanto se adecua a ti se adecua a mí!
Nada sucede para mí demasiado pronto ni demasiado tarde siempre que sucede a tiempo para ti. Oh naturaleza, cualquier cosa que tus estaciones proporcionen será fructífera. Todo de ti, todo en ti, todo para ti.
Marco Aurelio, Meditaciones