¿Cuál es tu filosofía?

Actualizado: 27 de nov de 2018


Cada una de nuestras acciones, omisiones, elecciones, respuestas emocionales, esperanzas, frustraciones, deseos,… está revelando una filosofía personal, ciertas ideas y creencias subyacentes (qué pensamos acerca de la vida, de nuestra identidad, de lo que somos y deberíamos ser, de lo que es realmente importante, valioso y deseable, de lo que podemos y debemos esperar,…).


Estamos viviendo a cada instante una filosofía; encarnamos y evidenciamos de continuo una determinada manera de ver y nuestros problemas cotidianos son, en buena medida, un reflejo de las inconsistencias, contradicciones y puntos ciegos presentes en nuestras particulares filosofías de vida.



No es preciso que quien acuda a una consulta de asesoramiento filosófico tenga conocimientos filosófico-académicos.


“El asesoramiento filosófico ha llegado a ser hoy en día una alternativa a las psicoterapias. Es una institución para gente que está torturada por los pesares o los problemas, que no pueden hacer frente a sus vidas o piensan que de algún modo se han estancado o ‘atascado’; que tienen preguntas que no resuelven, pero de las que tampoco se pueden deshacer; que avanzan en la prosa de sus vidas cotidianas, pero tienen el vago sentimiento de que no están siendo estimulados o retados por ella ­– por ejemplo, cuando advierten que sus realizaciones actuales no coinciden con sus posibilidades-. Al asesoramiento filosófico acuden personas que no sólo quieren ir tirando o superar ciertas situaciones, sino, además dar sentido a sus vidas y comprender con claridad cuál es la configuración de conjunto de las mismas, el ‘desde dónde’, el ‘en qué’ y el ‘hacia dónde’. Demandan con bastante frecuencia, reflexionar acerca de circunstancias especiales, de particulares enredos y del algo ambivalente curso de sus vidas. En pocas palabras: acuden al asesoramiento filosófico para comprender y ser comprendidos. Casi nunca les mueve la pregunta kantiana ‘cómo he de vivir’, sino más frecuentemente la pregunta de Montaigne ‘¿qué estoy haciendo de hecho con mi vida?”
Gerd B. Achenbach