La clave eres tú.

¿Te haces tus propias preguntas?

¿Las que realmente te van a permitir tener las respuestas que tú necesitas?


Leer o escuchar a otras personas te ayuda a tener diferentes perspectivas y referencias, pero las preguntas que realmente te van a ayudar son las que están dentro de ti, son tus preguntas genuinas.

Hacértelas es algo que nadie puede hacer por ti.

Pero, Sí puedo facilitarte el contactar con ellas, la clave eres tú.

Todo empieza hoy, todo empieza en ti.