¿Te gusta cómo te sientes?


Cuando tienes un pensamiento o un recuerdo, una reacción bioquímica comienza en tu cerebro y provoca que libere ciertas señales químicas.


Por ejemplo, cuando tienes un pensamiento de temor, comienzas a sentir miedo y esa emoción influye en que tengas más pensamientos de miedo que hacen que se desencadene la liberación de más sustancias químicas en el cerebro y en el cuerpo que hacen que sigas sintiendo miedo.



Es decir, una vez que te das cuenta de que te sientes de una manera particular, generas más pensamientos de la misma forma en que te sientes y luego liberas más sustancias químicas de tu cerebro para hacerte sentir de la manera en que has estado pensando.


Lo siguiente que sabes es que te encuentras atrapado en un bucle en el que el pensamiento crea sentimiento y el sentimiento crea pensamiento. Y si esto se repite durante tiempo, este bucle se convierte en tu estado de ser.

Para sentirnos bien tenemos que cambiar nuestra manera de pensar.


Todo empieza hoy, todo empieza en ti