Y si jugáramos a que sí podemos

Y si jugáramos a que sí podemos en vez de a que no... ¿qué pasaría?


¿Qué cosas te gustaría hacer?


¿Qué te gustaría pensar?


¿Qué te gustaría sentir?


Juega e imagina que haces aquello que quieres hacer,

que piensas lo que quieres pensar,

que sientes como te gustaría sentir.


Repite el juego cada vez que te acuerdes y...


terminarás por hacer aquello que realmente quieres hacer,

pensando aquello que quieres pensar y

sintiendo lo que te gusta sentir.



Todo empieza hoy, todo empieza en ti.